Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

Consejos de cocina para lograr el cupcake perfecto

Cocina
Consejos de cocina para lograr el cupcake perfecto
Cocina
Consejos de cocina para lograr el cupcake perfecto
©Thinkstock

Seguramente ya los hayas preparado en casa. Los cupcakes son ideales para acompañar una merienda, servir en fiestas de cumpleaños e incluso en bodas. Además, son fáciles de hacer y los más pequeños de la casa suelen amarlos. Pero, ¿crees que tus cupcakes son perfectos?

Si eres de las que creen que la perfección en la cocina es una entelequia, el especial Los mejores Cupcakes te demostrará lo contrario.

Existen trucos que hacen que los cupcakes queden exquisitos. Seguramente ya conozcas muchos de ellos, como por ejemplo no sobrepasar la mitad del pirotín o molde con la masa cruda o precalentar el horno antes de usarlo. Pero tal vez no identifiques algunos errores que frecuentemente se cometen en la preparación. Échale un vistazo a los que siguen, puede que te identifiques con alguno de ellos:

No ahorres en los ingredientes

Es importante que siempre incluyas en tus recetas los mejores ingredientes que puedas conseguir. Si quieres cupcakes de chocolate, procura que éste sea de alta calidad. Otro ejemplo es la vainilla: no uses esencias sintéticas, en su lugar, elige la de verdad.

Úsalos a la temperatura correcta 

Varios de los que estás por usar se guardan en la heladera, como la manteca, los huevos o la leche. Pero si quieres que tus bizcochos salgan bien, será mejor que los dejes un tiempo fuera hasta que adopten la temperatura ambiente. Así se mezclarán mejor con los ingredientes secos (que ya deben estar unidos previamente).

Cupcakes para tu boda

Crédito: ©Thinkstock

No batas de más

Lo mejor es hacerlo en velocidad baja hasta que los ingredientes se incorporen del todo, pero no más. Una vez que logres una masa homogénea detente, de lo contrario, aplastarás las burbujas de aire que ayudan a que los pasteles queden ligeros y esponjosos.

Amígate con los moldes

Para poder retirar los pastelitos fácilmente de los moldes, puedes aplicarles a estos un poco de spray de cocina. En caso de que uses pirotines, no tendrás mayores dificultades y no es necesario agregarle nada.

Eso sí, tienes que ser paciente y no hornear más de una bandeja por vez, ya que esto hace que los pastelitos se cocinen de forma despareja.

No rescates los cupcakes quemados

Es duro, pero cuando el bizcocho se quema, es mejor dejarlo ir, por más que rasquetearlo sea una tentación. El punto es que, una vez quemada, la masa queda muy seca. La regla es: el cupcake está bien cocido cuando presionas suavemente su parte superior con el dedo y éste recupera su forma. Otro truco es introducir en uno de ellos, de fomra muy delicada, un cuchillo o palillo de madera: si sale limpio quiere decir que ya está listo. Caso contrario, devuélvelos al horno.

Para que tus bocadillos no se pasen, recuerda que la mayoría de las recetas necesitan 20 minutos de horno a 180º C. Si lo que quieres es hacer minicupcakes, déjalos solo por 10 minutos (a la misma temperatura).

Sácalos de la bandeja

Una vez que estén hechos, sácalos del horno, pero también de la placa que usaste, ya que ésta queda caliente y sigue cocinándolos.

Usar bastante cobertura y agregarla despacio

Ésta actúa como un sellador, por lo que evita que la masa se reseque. Si cubres generosamente la parte superior del bizcochuelo, tus cupcakes se mantendrán frescos por más tiempo.

Por otro lado, sí: los productos recién horneados son una delicia, pero en este caso, es mejor dejarlos enfriar antes de decorarlos. Si no lo haces, la cobertura se ablandará y no quedará como la deseas.

Busca la medida justa de sabor

Finalmente, es importante que puedas encontrar un equilibrio entre la masa y la cobertura: si la primera es bien dulce, lo mejor será que la cobertura no lo sea tanto (y viceversa). Que los cupcakes sean bocadillos dulces por excelencia no significa que puedan ser empalagosos.

Recuerda que una vez listos puedes almacenarlos en un recipiente hermético, donde permanecerán frescos durante varios de días. Además, los pastelitos glaseados pueden envolverse en plástico y congelarse.

¿Cuáles son tus trucos a la hora de lograr riquísimos cupcakes?

Comentarios Ver más comentarios