Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

none


Todos lo miran, se toman fotos con él y lo saborean con placer. Por ello, escoger el mejor pastel para tu boda no es un detalle menor y la época del año puede ayudarte en la elección.

Hay dos elementos fundamentales que se llevan todas las miradas en una boda: el vestido de la novia y el pastel que corta la flamante pareja. Ambos son el centro de las fotos y parte imprescindible de todo festejo, por lo que pensar en ellos con tiempo y detenimiento es de gran importancia.

En lo que concierne específicamente al pastel, existen varios puntos que debes tener en cuenta al definirlo. En primer término están tus gustos y los de tu futuro esposo; luego viene la decoración o temática de la fiesta; y, finalmente, la estación del año en la que tendrá lugar. Esto es algo que entienden a la perfección los expertos pasteleros del show Amazing Wedding Cakes, quienes, desde diferentes regiones de Estados Unidos, trabajan a contrarreloj para crear las más increíbles piezas encargadas por novias que quieren que su pastel sea recordado por siempre.

Si quieres lo mismo para el tuyo, a continuación encontrarás algunas buenas ideas para encontrar el pastel de bodas que mejor funcione acorde a la época del año en la que tengas planeado dar el ‘sí’.

Las mejores opciones para invierno

En muchos países de Latinoamérica, los días de esta estación presentan temperaturas más bajas que las que reinan en el resto del año, y éstas invitan a degustar platos más contundentes en cuanto a sabor y consistencia. El invierno es así la estación de las cremas, las salsas y el mousse (especialmente de chocolate), así como también de los frutos rojos, los cítricos y la fruta azucarada. Es también el período correcto para usar coberturas especiales, como el glaseado de azúcar o frosting.

El color por excelencia de los pasteles invernales es el blanco, el cual queda muy bien junto al plateado. Combínalos en los motivos que más te gusten (las perlas quedan excelentes) para darle una impronta elegante a la pieza que coronará tu gran día.

Por último, si en tu país el termómetro en invierno no llega a marcar grandes diferencias con el resto de las estaciones, es importante que te asegures de que tu pastel permanezca refrigerado durante la fiesta y que solo sea expuesto una o dos horas antes de ser cortado. Esto hará que su sabor, consistencia y apariencia se mantengan intactos.

Puntos clave para la primavera

Comienza a reverdecer el paisaje y todo alrededor se llena de luz y vigorosidad. Por ello, a la hora de pensar el pastel perfecto para una boda en primavera, lo que no pueden faltar son las flores. Las mismas pueden ser de porcelana fría o azúcar (en todos los tamaños), pero la última tendencia es que sean naturales (y en gran cantidad). Puedes jugar con ellas y disponerlas en forma de cascada, alrededor de cada piso del pastel o reunir la cantidad suficiente como para cubrirlo por completo.

En cuanto a los colores, puedes crear un arco iris o seguir solo un tono que combine con la decoración del salón o tu vestido. Una buena idea también es que las flores del pastel sigan el patrón de tu ramo. Se pueden, asimismo, incluir hojas verdes y frutos. Al obtener la cuota alegre de color con dichos elementos, la cobertura puede ser neutra, en blanco o crema. Este equilibrio le dará elegancia al pastel, sin por ello apagar su atractivo.

En cuanto al relleno, puedes optar por sabores delicados, como el de las fresas, y combinarlos con toques que despierten el paladar, como el de la menta. Ten en cuenta que, por lo general, en primavera los días de mucho calor aún no han llegado, por lo que los pasteles pueden incluir mousse y salsa del sabor que prefieras. Una combinación que queda increíble es la compuesta por mousse de maracuyá y caramelo.

Pasteles ideales para el verano

Durante los días de mayor calor, piensa en sabores frescos y livianos, con un bizcochuelo de limón o coco y relleno frutal (el ananá y el kiwi nunca fallan). También van a la perfección mezclas heladas, como la que el chef Eduardo Palazuelos te enseña a hacer en el video de arriba con helado de coco, frutillas, hierba buena y deliciosas zanahorias crujientes. Claro que esta opción requiere que el pastel sea guardado en el refrigerador hasta el último minuto

En ese mismo sentido, un punto fundamental a tener en cuenta en una boda estival, especialmente si es al aire libre, es la decoración: no es aconsejable inclinarse por la crema de mantequilla o chocolate, así como tampoco por el glaseado real, ya que todos ellos tienden a derretirse al estar en contacto con altas temperaturas. En su lugar, ve por coberturas más resistentes, como el fondant o mazapán.

Por otro lado, el verano es la estación indicada para explotar la nueva tendencia en tortas ‘desnudas’, las cuales prescinden de cobertura y dejan al descubierto el relleno. Es un formato rústico y novedoso que le da un toque especial a la mesa dulce (perfecto para bodas estilo campestre o bohemio). Si crees que éste no es tu estilo, considera ir más allá de lo clásico con coberturas de colores brillantes y atractivos: tortas amarillas, naranjas e incluso verdes quedan súper bien y le dan un toque de originalidad a la celebración.

Lo que no debes pasar por alto en otoño

Los meses que componen esta hermosa estación se tiñen de amarillo, naranja cobrizo y rojo. Y estos son los colores que necesitas tener en cuanta a la hora de pensar un pastel de bodas otoñal.

Si bien las flores quedan bien durante todo el año, aquí es mejor no abusar de los tonos estridentes ni de las grandes cantidades. Puedes optar por hojas de azúcar o porcelana fría, así como también naturales en pequeños ramilletes. Éstos quedan especialmente chic cubiertos por una capa de pintura dorada.

Otra opción que está siendo cada vez más usada es la de los pasteles con cobertura dibujada. Si eliges eso, los motivos pueden ser hojas de árboles cayendo o pájaros volando. Por otro lado, las coberturas oscuras, en negro o marrón, encuentran su momento en estos meses, así como también las compuestas por frutos secos triturados.

En cuanto al relleno, el otoño es ideal para saborear cremas de gran presencia, como la pastelera o la mocha, así como también la pasta de avellanas o el queso mascarpone con frutos rojos. Si prefieres gustos más frutales, las manzanas y peras asadas son geniales para esta época.

¿En qué estación celebrarás tu boda? ¿Cuál de todas estas ideas se ajusta mejor a ti?

Comentarios Ver más comentarios