Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

Bocaditos de cheesecake

Cocina
Bocaditos de cheesecake
Cocina
Bocaditos de cheesecake
DNI CREDIT

Se estima que el primer cheesecake fue creado en la Isla griega de Somos 2000 años antes de Cristo, y que una variación de la famosa torta de queso habría sido alimento de los deportistas de las primeras Olimpíadas, en el año 776 a.C. 

Sin embargo, el cheesecake como lo conocemos actualmente data de finales del siglo XIX, cuando el queso cremoso o requesón empezó a popularizarse en la ciudad de Nueva York y el cocinero alemán Arnold Reuben lo utilizó para la creación de esta popular torta.

Desde entonces, se ha vuelto uno de los postres más populares del mundo, con innumerables variaciones en su receta y acompañamientos de acuerdo al lugar del mundo donde se cocine.

Aunque suele ser infalible y apto para todos los paladares, a veces puede ser tan tradicional que resulta una opción aburrida. Esta receta (vía Designlovefest) propone una variación para renovar a este postre especialmente en fiestas familiares. Perfecto, además, para evitar ensuciar platos y comer con las manos.

Bocaditos de cheesecake preparación

Crédito: DNI CREDIT

Ingredientes

  •  1 Paquete de queso cremoso tipo Philadelphia (8 onzas o 225 gramos)

  •  1/4 Taza de azúcar

  •  1 Cucharada de té de vainilla

  •  1/4 Cucharada sopera de jugo de limón

  •  1 Huevo

  •  1/4 Taza de fresas

  •  6 Galletas crackers agridulces, rotas en migas

  •  1 Paquete de chocolate amargo tipo repostería

Bocaditos de cheesecake preparación.

Crédito: DNI CREDIT

Preparación

1. Preparar una fuente para horno cubriendo su base interior con papel para hornear (también conocido como papel manteca) para evitar que la mezcla se peque a la misma.

2. Unir el queso crema, el azúcar, la vainilla y el jugo de limón con una procesadora.

3. Agregar el huevo y mezclar de nuevo hasta formar una homogénea.

4. Vertir la mezcla en la fuente formando una capa fina y hornear hasta que la misma se vea firme (de 30 minutos a una hora, de acuerdo al horno). Refrigerar por dos horas.

5. Retirar la mezcla tomando de los costados el papel para hornear y desmigar la preparación en un bowl. Agregar las frutillas y mezclar con las manos suavemente.

6. Formar bolitas de la mezcla del tamaño que se prefiera (una buena medida es alrededor de dos centímetros de diámetro) y rodarlas por las migas de las crackers hasta formar una cobertura crocante. Refrigerar por una hora.

7. Derretir el chocolate a Baño María y cubrir las bolitas sumergiéndolas en la mezcla. Volver a refrigerar hasta que el chocolate esté firme.

¿Qué te pareció esta forma de renovar el tradicional cheesecake?

Comentarios Ver más comentarios