Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

Cómo elegir el color apropiado

Decoración
Cómo elegir el color apropiado
Decoración
Cómo elegir el color apropiado
Thinkstock - iStock
Combinando colores
Lo primera decisión que debes tomar consiste en elegir que gama de colores se acerca mejor a tu objetivo. Existen dos grandes grupos: los cálidos y los fríos. Los colores cálidos van del rojo al amarillo, y los fríos consisten en las gradaciones del azul al verde. 

Para conseguir un resultado armonioso debes combinar los cálidos con los cálidos y los fríos con los fríos. Por el contrario, si quieres resaltar un elemento determinado, se recomienda mezclar ambos grupos.

También puedes optar por el clásico contraste entre blanco y negro o utilizar el esquema “blanco sobre blanco”, ya que existe una gran variedad de tonalidades de este color. Por último, debes tener en cuenta que no es aconsejable utilizar más de dos o tres colores para conseguir un ambiente agradable.

Como elegir el color apropiado

Como elegir el color apropiado

Crédito: Thinkstock - iStock

El espacio

Antes de decidir qué color quieres utilizar, debes tener en cuenta aspectos como el tamaño, la cantidad de luz que recibe o hacia donde está orientada. Por ejemplo, los colores cálidos y luminosos son los más adecuados para una casa enfocada hacia el norte, mientras que si ésta se encuentra orientada hacia el sur, aceptará mejor los colores vivos y los tonos pastel. Para los espacios pequeños lo mejor son los colores fríos, el blanco y el papel en la pared. Por el contrario, si tienes un cuarto demasiado grande píntalo de un color cálido, éste hará que las paredes parezcan más “cerca”.

Efectos visuales

Si utilizas un color más claro que las paredes, los techos darán la impresión de ser más altos, o si quieres disimular un techo muy alto, utiliza un color oscuro. Otro recurso muy útil es el de utilizar las rayas para modificar la percepción del espacio. Las rayas anchas transmiten sensación de profundidad, mientras que las estrechas hacen que la altura parezca mayor. Los colores claros hacen que los muebles se vean más grandes y, los oscuros, disimulan las formas voluminosas.

Comentarios Ver más comentarios