Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

6 cosas que nunca deberías llevar en una boda

Boda
6 cosas que nunca deberías llevar en una boda
Boda
6 cosas que nunca deberías llevar en una boda
Thinkstock



Reglas sobre el código de vestimenta en una boda


Hoy en día la moda es una forma de auto-expresión. ¡Las reglas de antaño ya no se aplican! Es muy probable que tu madre combinara siempre el bolso con los zapatos pero ese tipo de directrices ya podemos lanzarlas por la ventana.

Sin embargo, siempre hay una excepción: las reglas de la moda todavía deben aplicarse si te han invitado a una boda. De hecho, las reglas de etiqueta nupciales dictan que ciertas opciones de moda no están bien vistas, tanto por respeto a la novia como a su familia. Así que si te han invitado a una boda, ten muy en cuenta lo siguiente:

Regla 1: No uses el color blanco

Algunos podrían argumentar que esta regla es anticuada y pasada de moda, pero la gran mayoría de los expertos coinciden en que vestir de blanco no es apropiado. El problema aquí es más que obvio: la novia probablemente vestirá de blanco y si tú también luces un vestido de ese color te arriesgas a que te confundan con ella.

Incluso si una novia liberal y relajada te da el visto bueno para acudir a su boda con un vestido blanco, te arriesgas a convertirte en el foco de atención de los invitados más mayores. Además, también debes tener cuidado con los colores marfil y champagne. Existe un abanico de colores que te ofrece múltiples opciones, ¡Échale un vistazo!

Una mujer joven escoge vestido de novia. Foto.

Crédito: ©ThinkStockPhotos

Regla 2: No te vistas como si fueras acudir a un club nocturno

Una boda es una ocasión sagrada. Las familias de los novios se reúnen para celebrar una unión bendecida. No se trata de una barra libre con tequila por doquier. Incluso si se ha organizado una gran fiesta para la recepción, honra la ocasión con un vestido que ofrezca un mínimo de respeto y moderación.

Reserva el vestido corto, ceñido y con escote para la despedida de soltera. Esto no quiere decir que tengas que vestir como si fueras al convento, sino que debes elegir algo moderado.

Si el vestido es un poco corto entonces no es necesario un gran escote y si luces escote no deberás mostrar las piernas. Todo es cuestión de equilibrio. Además, te divertirás más en la pista de baile si no tienes que estar constantemente tirando del vestido hacia abajo cada diez minutos.

Regla 3: Respeta la religión

Las bodas normalmente se celebran en una casa de culto. Algunos de estos lugares tienen reglas que exigen cubrir los brazos o los hombros.

Si no estás segura de que esto sea así, no es mala idea llevar una pashmina o un chal para cubrir un vestido escotado. Los vestidos palabras de honor y de tirantes están bien para la recepción pero asegúrate de llevar algo para cubrirte en el caso de que el lugar de la ceremonia dicte esta formalidad.

Regla 4: No ignores el código de etiqueta

Por lo general, la invitación indicará el código de etiqueta. Si no fuera así, entonces necesitarás confiar en el “boca a boca” si tienes alguna pregunta. No debe darte vergüenza comunicarte con la familia de la novia para preguntar el código de vestimenta para la ceremonia. Un simple correo electrónico o un mensaje de texto pueden aclararte la duda para vestir ese día con confianza.

Una boda de gala (con corbata o pajarita para los hombres) exige un peinado y maquillaje más elaborado. En este caso todavía puedes optar por un vestido de cóctel, pero tendrás que asegurarte de que la tela sea apropiada para la noche, más que casual. Los abalorios, lentejuelas y vestidos adornados son adecuados para una boda de etiqueta o de noche.

Si no hay ningún código, entonces no puedes quedar mal con un vestido de verano de buen gusto. Y si todavía tienes dudas, lo mejor es errar por el lado de la formalidad. Vestirse demasiado elegante es mejor que ir mal vestido.

Cómo no convertirte en una novia odiosa_1

Crédito: Flickr

Regla 5: No lleves pantalones vaqueros

No importa lo informal que sea una boda, los pantalones vaqueros (independientemente de lo caros que sean) no son nunca una decisión acertada para una ceremonia de estas características. Si se trata de una boda informal al aire libre, puedes optar por un vestido veraniego o una maxi falda con un top. Y si te han invitado a la boda de tu mejor amigo en un ayuntamiento o casa consistorial opta por unos pantalones negros o un mono de diseño. Todos adoramos nuestros pantalones vaqueros ajustados pero lo mejor es guardarlos para el trabajo, el fin de semana, o cualquier otro tipo de evento.

Regla 6: No ensombrezcas a la novia

¡Deja las tiaras, los brillos y las plumas en casa! Si los ojos de todo el mundo se dirigen hacia ti en una foto de grupo en la que aparecen un centenar de invitados, entonces es el momento de repensar tu atuendo. Ante la duda, elige algo clásico, elegante y de buen gusto (en lugar de “qué es lo que llevaría Britney Spears”).

La gran mayoría de las bodas son eventos semi-formales. Si no tienes ni idea de qué ponerte, elige un traje de cóctel de buen corte para vestir de manera apropiada y a la vez lucir hermosa.

Comentarios Ver más comentarios