Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

Qué nos enseñan las aves sobre el amor humano

Boda
Qué nos enseñan las aves sobre el amor humano
Boda
Qué nos enseñan las aves sobre el amor humano
©ThinkStock
El pinzón cebra elige una pareja para su vida y mantiene con ella un vínculo fuerte y exclusivo. En este #MartesDeBodas, descubre el lado romántico de estas aves y cómo pueden ayudarnos a reflexionar sobre nuestra propia búsqueda amorosa.

Encontrar una persona con quién compartir nuestra vida implica un largo proceso de búsqueda, que suele estar atravesado por decepciones, rechazos, citas fallidas y –también- inesperados golpes de suerte que nos acercan al amor.

¿Qué cuestiones se ponen en juego al elegir una pareja? Con la idea de responder este interrogante, un grupo de investigadores del Instituto de Ornitología Max Planck de Alemania realizó un curioso experimento… ¡con aves!

Para ello estudiaron las costumbres del pinzón cebra, un pequeño pájaro cantor originario de Australia, que posee sorprendentes semejanzas con el comportamiento social humano. Estas aves eligen una pareja para su vida y mantienen con ella un vínculo fuerte y exclusivo. Además, comparten las tareas del cuidado parental de sus crías, en especial durante las primeras semanas de vida de los polluelos, que resultan críticas para su supervivencia.

La investigación comenzó con una sesión de ‘citas rápidas’ en la que las hembras pudieron elegir con libertad a sus parejas. Luego, los investigadores permitieron que la mitad de esas parejas continuaran juntas, mientras que las restantes fueron separadas y forzadas a emparejarse con otros ejemplares, en una suerte de matrimonio por conveniencia. Al cabo de un tiempo, estos fueron los hallazgos:

La atracción es poco predecible

¿Por qué nos atrae una persona en lugar de otra? ¿Existen parámetros comunes para una pareja ideal? "El amor es una atracción hacia un individuo específico que no es necesariamente compartida por el resto. Es decir, se trata de una preferencia individual", explica Malika Ihle, una de las investigadoras del instituto alemán.

En el caso del pinzón cebra, tampoco hay demasiado consenso entre las hembras acerca de cuál es el macho más atractivo o interesante.

Encontrar la pareja indicada favorece la descendencia

Para los investigadores, las aves que permanecieron junto a la pareja elegida tuvieron más éxito a la hora de alcanzar una descendencia próspera. Las parejas impuestas, por el contrario, resultaron ser menos cariñosas y copular con menos frecuencia. También se observó que resultaban más propensas a la infidelidad.

En cuanto a la reproducción, los nidos de las parejas no elegidas tuvieron un gran número de huevos sin fecundar, además de otros perdidos o enterrados. Al nacer los polluelos, los padres se mostraron menos diligentes en sus cuidados y un número significativo de ellos murieron.

Ser selectivos tiene sentido

Según indica el estudio, los sentimientos dentro de una pareja tienen una relación directa con la evolución y la supervivencia de la especie.

Las parejas basadas en el amor invierten mayor energía en la reproducción y resultan más comprometidas, fieles y motivadas para cuidar de su familia. Y esto último, vale tanto para el pinzón cebra como para los seres humanos.

¿Qué te parecieron los resultados de esta investigación? Mientras reflexionas acerca de tu pareja ideal, no te pierdas los #MartesDeBodas de Discovery Home & Health.

Comentarios Ver más comentarios