Contenido no disponible

Te pedimos disculpas pero este contenido no está disponible en tu país, pero tenemos muchísimo más para ti aquí

69, ¿el número mágico?

Relaciones
69, ¿el número mágico?
Por Master en sexología Ezequiel López Peralta  
Relaciones
69, ¿el número mágico?
Por Master en sexología Ezequiel López Peralta  
Thinkstock

Cómo sabes, el conocido “69” consiste en el sexo oral mutuo, es decir que mientras practicas el sexo oral genital a tu pareja lo recibes tú también.

En general se lo describe como un juego erótico excitante y que no puedes dejar de hacer, pero sin embargo no todas las parejas lo practican con regularidad. De hecho, es bastante frecuente que se realice el 69 en los primeros encuentros de dos personas que se están conociendo, y si les gusta el sexo oral lo sigan practicando más adelante pero por turnos y no de manera simultánea.

¿Cuál es el verdadero placer del 69?

Es atractivo visualmente, si es que tienes la posibilidad de una mirada “panorámica” como la que te da un espejo en el techo o la pared. En caso contrario, lo que ocurre es que precisamente se reduce bastante el ángulo de visión, y con eso el placer –en especial masculino-. Tiene la ventaja también del incremento mutuo, parejo y sostenido de la excitación. Cuando solo tú das sexo oral o lo recibes, en general es la parte receptora quién más se excita. En el 69 el estímulo va en las dos direcciones, y puede ir incrementándose en velocidad, y presión de manera coordinada, siguiendo el mismo ritmo. Adicionalmente, cuando disminuye tu excitación por no tener estímulo genital directo (como pasa por ejemplo en el caso de los hombres que si hacen sexo oral pero no lo reciben pierden su erección), el 69 te permite mantenerte con el estímulo que deseas mientras a la vez te dedicas con tranquilidad a dar placer.

Pero no todas son ventajas. La crítica principal que recibe la práctica del sexo oral simultáneo es que no te puedes concentrar totalmente en ninguno de los dos roles –el dar y el recibir-. Entonces no te enfocas en dar el sexo oral que le gusta a tu pareja, y tampoco disfrutas con plenitud del que tu pareja te realiza.

En el sexo no hay nada escrito, y tú vas a encontrar, buceando en tus fantasías y variando los juegos eróticos, cual es el guión que mejor va con tu estilo y tu mapa de amor. Toda práctica sexual tiene su momento, sus ventajas, y puede cumplir algunas fantasías, pero ninguna le garantiza el placer a todo el mundo. Ni siquiera el 69, que tanto se promociona en el imaginario popular como el mágico camino para el goce máximo.

Comentarios Ver más comentarios